El Autódromo Hermanos Rodríguez fue testigo de otra dramática carrera de la Fórmula E este domingo 16 de febrero.

Un circuito repleto de accidentes provocó que siete corredores no terminaran la carrera, pero que de igual manera la afición mexicana disfrutó al máximo con cánticos y porras.

En esta ocasión fue Mitch Evans, piloto de la escudería Jaguar Racing, quien se llevó la corona del E-Prix México.

El piloto neozelandés arrancó en la segunda posición de la parrilla, aunque desde la primera curva del circuito ya se había apoderado del primer peldaño.

El podio lo completaron el portugués Antonio Félix Da Costa y Sébastien Buemi en segundo y tercer sitio respectivamente.

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment

FOLLOW US

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

Advertisement

img advertisement

Archivies

Social

About Author

Advertisement