POR MAURO FLORES LEDESMA

(PARTE I)

Aunque aún no se anuncia la fecha oficial para realizar una Asamblea General de Asociados de la Federación Mexicana de Tenis (FMT), con el objeto de elegir a su próximo consejo directivo, el Ingeniero Mario Alberto Chávez Casas, actual presidente interino del máximo órgano del deporte blanco, mostró una vez más su compromiso de realizar elecciones transparentes a la brevedad.

Nos enteramos que este martes 21 de abril, el Ing. Mario Chávez envió una carta a todos los presidentes de asociación, dirigida también a diversas autoridades de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), Comité Olímpico Mexicano (COM), Federación Internacional de Tenis (ITF), entre otras.

En el documento, Mario Chávez ratifica su compromiso de celebrar cuanto antes una Asamblea General Ordinaria de la FMT para que los presidentes de asociación elijan democráticamente al nuevo presidente y consejo directivo.

La carta, nos comentan, ratifica que para definir los votos que tiene cada integrante activo de la FMT, será de acuerdo al número de afiliaciones que haya registrado en el 2019 (1 de enero al 31 de diciembre) y que los números oficiales son los que recibieron las asociaciones estatales, los primeros días de enero del 2020, en cumplimiento a metas de afiliación, cumplimiento de obligaciones económicas y listas donde acredite dichas afiliaciones, según lo marca el estatuto de la FMT.

HONOR A LA PALABRA

Lo anterior corrobora que el Ing. Chávez Casas desea hacer honor a la palabra que concedió a la mayoría de las asociaciones que el pasado 23 de enero en Asamblea General Extraordinaria decidió destituir unánimemente a José Antonio Flores Fernández y colocarlo a él en la presidencia interina.

Mario Chávez es por decisión mayoritaria el encargado de dirigir eventualmente a la FMT hasta que se realicen las elecciones, por lo tanto es quien, suponemos con apoyo de dichas asociaciones, convocará a la asamblea de elecciones, lo cual desafortunadamente ha tenido que posponerse debido a la emergencia sanitaria que hay en nuestro país y el resto del mundo. Esperamos que se haga a la brevedad por el bien del tenis mexicano.

FLORES NO DEBERÍA

Lo anterior fue resultado de la gestión adversa que tuvo Flores Fernández en los 4 años recientes al frente de la FMT y que concluyó por hartar a las asociaciones. Sin embargo, Flores Fernández ha hecho caso omiso a la notificación notariada que le hizo Mario Chávez para que se abstuviera de ejercer actos de administración, dominio o representación como presidente de la FMT y quien lo emplazó a entregar recursos financieros, materiales, humanos, documentos de valor, cuentas bancarias, así como cualquier documento o asunto que sea relevante y por supuesto la posesión física del inmueble de la FMT en su sede de Miguel Ángel de Quevedo, en la CDMX, en un plazo de 10 días hábiles al término de la emergencia sanitaria, entre otras cosas.

Sabemos de buenas fuentes,  que Flores Fernández ha seguido haciendo “labor” entre los presidentes de asociación, principalmente con sus más allegados e incluso se dice que intentaría convocar a una asamblea lo cual resulta ilegal e inverosímil y hasta sería un cuento de terror, pero… “cuando el río suena…”.

Aclaremos, Flores debería retirarse por bien del tenis del país. Nadie puede estar en una silla cuando ha desairado a quienes lo sentaron en ella. Cuando ha agredido a varias asociaciones vulnerando su soberanía y la de sus respectivos consejos, negociando torneos directamente con los clubes y brincándose a las autoridades estatales. No obstante quienes lo conocen señalan que aún utilizará cualquier recurso, por ejemplo:

  • Aferrarse a seguir en el cargo ocupando cualquier cantidad de recovecos legaloides, amparos, impugnaciones, denuncias civiles o hasta penales, lo cual alargaría el proceso de cambio porque en México esto se lleva meses. Sin embargo, al final tendría que irse porque no lo quiere la mayoría de las asociaciones. Así de claro y sencillo.
  • Intentar convencer a las autoridades, llámense CONADE, COM e ITF, que él es presidente reelecto y que su asamblea fue convocada y realizada legalmente, conforme a estatutos. Leyendo los estatutos, cualquiera con mínimo sentido común se daría cuenta que Flores no los ha cumplido. ¿Cómo demostrarle a dichos organismos que su reelección fue por mayoría y no solamente por tres, cuatro o quizá cinco asociaciones? La CONADE ya hizo pública la convalidación de la asamblea del 23 de enero donde fue destituido y sabemos que la relación con el COM y la ITF no son las más saludables para su causa.
  • Hay quienes dicen que en el último de los casos y sólo si sabe que podría ganar una posible elección, sin importar que tipo de recursos se utilicen, buscaría una convocatoria para asamblea. Es decir puede aludir un sentido presuntamente “democrático”, pero como dicen en mi pueblo “si tiene los pelos de la burra en la mano”.

NO PUEDE NI DEBE

Hay que resaltar que José Antonio Flores, si es el caso, no puede ni debe convocar a Asamblea de elecciones, sencillamente porque ya fue destituido junto con su consejo directivo, durante la Asamblea Extraordinaria del 23 de enero pasado. Evidentemente si lo hace, le daría argumentos a sus opositores para emprender otras denuncias ante las autoridades competentes, posibilidades de las que hablaremos en la segunda parte de este artículo.

En palabras sencilla, el diccionario ABC define así la palabra DESTITUCIÓN: “se aplica para hacer referencia al acto de quitar a una persona del puesto que ocupa, generalmente a causa de un accionar negligente o corrupto, que por supuesto impacta de manera negativa en el buen funcionamiento del espacio que ocupa”.

Y agrega: “la idea de destitución siempre tiene que ver con el hecho que la persona pudo haber cumplido mal su cargo y por tal motivo debe ser quitada del mismo para que otra persona más idónea pueda ocuparlo”. (Continuará)

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment

FOLLOW US

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

Advertisement

img advertisement

Social

About Author

Advertisement