Por Luis Hernández

Corta una oreja y después el público le voltea la cara. El hijo de Pablo Hermoso de Mendoza cambia la tortilla de un toro a otro y sale triunfante. Su Padre ha sido ovacionado. Y José María Hermosillo le Para al resabiado, pero no culmina la faena. Un toro de Santa Fe del Campo siembra terror. Emotivo ejemplar de Los Encinos contribuye con el Confirmante.
Las tardes de Sol no mienten, poseen luz propia; por algo se les llama “Tarde de Toros”. Y este cierre de temporada será recordado por mucho tiempo. Su especial calor al penetrar desde la arena hasta la última grada es capaz de desatar las pasiones, como ha ocurrido entreveradamente en esta corrida, con toreros de caballo y de a pie.
Ese palmo de terreno ha resultado la mejor selección para torear a sereno placer al astado de Santa Fe del Campo. Aprovechando la fijeza, Arturo le acariciaba el lado bueno en cada rítmica embestida: Al Natural. Hilvanando una a una las ejecuciones y sacándose de la manga las comprometidas cercanías con Cambiados y Dosantinas. Aunque también hubo eco por derecha y, al final en línea, caminándole las Firmas y los muletazos por alto. Creciendo la faena y la calidad del toro. Y como esta vez, a diferencia de su actuación anterior al cuajar dos faenones, al perfilarse, ha sepultado en lo alto el estoque, con efecto y con premio. Oreja. Arrastre lento.
Nada presagiaba su segundo, pasándolo de capa. Sin embargo, al descubrir a los caballos ha arrancado con tal fiereza que los tumbos a Roberto Delgado y Carlitos Domínguez fueron espectaculares, pues a partir de ahí arrollaba a todo aquel que se le pusiera en el camino. Pero Jorge Luna y Fernando García le pararon en banderillas, ganándose la salida al tercio.Ante este panorama se ha fajado Saldivar, como la buenos y más valientes. Sujetando cada encuentro. De un solo lado, el Derecho. Y regodeándose en plan dominador. Ante el asombro había impuesto su ley, mientras el bravo embestía a sus pies hasta agotar su fuerza y juego con tremenda trasmisión.De inmediato los pañuelos blancos poblaban los tendidos en demanda del indulto, pero el refugio en tablas fue determinante. Arturo miró hacia el palco ganadero y ahí surgió la señal de tirarse a matar. Introdujo la espada en buen sitio y reventó el ambiente. Uso del descabello trajo a consecuencia dividir las pasiones.
Justo de fuerza fue el abreplaza de los Encinos para la primera tarde de Guillermo. “Confirmante”, herrado a fuego con número 32 y con 517 de romana. Las dotes de caballista al descubierto: Rodar, Parar y Clavar. Faena a la grupa. Cites al Terra Terra, Piruetas, pares a Dos Manos. a toro parado. Y, al pozo al echar pie a tierra, pasando fatigas con el descabello. División.
Bravo y con recorrido fue el cárdeno del mismo hierro. Lo pasó con un solo rejón de castigo, haciéndolo romper en emotividad durante el tercio de banderillas. Sesgando sus tinos y firmando cada remate: Piruetas, Zig Zag, adornos con las Rosas en Carrousell y destreza sobre sus cabalagaduras.Hermoso hijo había caído de pie y el aficionado le festejaba todo. Y aun fallando sus pares a Dos manos, al tomar la hoja de peral lo ha sepultado arriba que de inmediato se albeó el graderío para poner en su mano la primera oreja cortada en la plaza donde su padre sigue siendo imán de taquilla. Aplauso en el arrastre.
A todo lujo, el padrino ha estado en Pablo. Al segundo de sorteo, con más motor, se adueñó del ruedo para clavar farpas al estribo, templando algunas y sobresaliendo en las Batidas, sin faltar sus señoriales montas de medio ruedo para llevar a la grupa el celo peinador de cerdas.Cejando en sus cites ha brillado con el otro Encino. Banderillas hacia pitón contrario, su cortas, certeras en ramillete adornando la cruz, por donde señalaba un pinchazo y más tarde una contraria que le llevaría a recibir la segunda Ovación. La mesa estaba puesta para el Crío y, el chaval no ha defraudado.
Hermosillo puso seriedad al herradero que habían armado sus banderilleros. Ante el resabiado ha quebrantado con largos Doblones hasta imponer la redondez y recrearse despatarrado hasta meterlo en la muleta. La faena iba creciendo con su toreo de muñeca y los Remates del de Santa Fe, por extraño que suene.Dos avisos. Y la cara arriba del cierraplaza le ha impedido salir airoso. Su quite por Tafayeras, en línea ha sido lo más sobresaliente y el tino para meter la espada, dando así por concluida una de las temporadas con mayor número de matices, tanto en el toreo a caballo como en el toreo a pie, tanto para españoles como locales.
Los sombreros de Manolo en el recuerdo.
FICHA.-Plaza México. Gran entrada, superior a los 24 mil asistentes. Clima.-Soleado, a ratos viento y al final, frío.Ganaderías.- Para rejones: Tres de Los Encinos y uno de Bernaldo de Quiros. Y cuatro de Santa Fe del Campo (Uno de arrastre lento). Pesos: 517, 506, 498, 567, 501, 572, 499 y 517 kilogramos de romana. Pablo Hermoso de Mendoza.-Ovación y Ovación. Guillermo Hermoso de Mendoza.- División de opiniones y Oreja.Arturo Saldivar.- Oreja y Al tercio. Y José María Hermosillo.- Dos Avisos y Palmas. Gala de pasamanería.- Jorge Luna y Fernando García. Juez de plaza.- Enrique Braun.- Mesurado.  

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment

FOLLOW US

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

Advertisement

img advertisement

Archivies

Social

About Author

Advertisement